¿Qué es la resiliencia organizacional?

La resiliencia organizacional es “la capacidad de una organización para anticipar, prepararse, responder y adaptarse al cambio exponencial y a las interrupciones repentinas para sobrevivir y prosperar”. 

Va más allá de la gestión de riesgos, hacia una visión más holística de la salud y el éxito empresarial. Una organización resiliente es aquella que no sólo sobrevive a largo plazo, sino que también se fortalece pasando la prueba del tiempo. 

La resiliencia organizacional es un imperativo estratégico para que una organización prospere en el mundo dinámico e interconectado de hoy. No es un ejercicio único, sino que se logra con el tiempo y a largo plazo. Dominar la resiliencia organizacional requiere la adopción de hábitos de excelencia y mejores prácticas para ofrecer mejoras en los negocios mediante la creación de competencia y capacidad en todos los aspectos de una organización. Esto permite a los líderes tomar riesgos medidos con confianza, aprovechando al máximo las oportunidades que se presentan.



Cómo es una organización resiliente y qué ventajas tiene

Una organización resiliente demuestra rasgos claves en la forma en que opera: adaptable con un liderazgo ágil y que gobierna con firmeza.

Características de una organización resiliente:

  • Adaptabilidad estratégica: tener capacidad de manejar las circunstancias cambiantes con éxito, incluso si esto significa alejarse de su negocio principal.
  • Liderazgo ágil: permitirles tomar riesgos medidos con confianza y responder rápida y apropiadamente a oportunidades y amenazas.
  • Gobernanza robusta: demostrar capacidad de rendir cuentas en las distintas estructuras organizacionales, fundándose en una cultura de confianza, transparencia e innovación, asegurando el respeto de la visión y los valores de la empresa.

Elementos esenciales de la resiliencia organizacional

Los tres elementos esenciales de la resiliencia organizacional:

  • Excelencia del producto
  • Confianza en el proceso
  • Comportamiento de las personas

Tres competencias funcionales de la resiliencia organizacional que ayudan a desarrollar el potencial desde dentro de sus organizaciones:

  • Resiliencia operacional
  • Resiliencia en la cadena de suministro
  • Resiliencia de la información