BS 10008 Valor probatorio y Admisibilidad legal de la Información Electrónica

BS 10008 es la Norma Británica que engloba las mejores prácticas para la gestión y el almacenamiento de datos electrónicos. Está diseñada para ayudarle a verificar y autentificar toda su información con el objetivo de evitar los escollos legales relativos al almacenamiento de datos. BS 10008 incluye las mejores prácticas para la transferencia de datos electrónicos entre sistemas y la migración de registros en papel hacia archivos digitales. También ofrece Guía para la gestión de la disponibilidad y accesibilidad de cualquier registro que pueda ser necesario como prueba legal. 


¿Está preparado para BS 10008?

Independientemente de que acabe de conocer la norma BS 10008 o que desee mejorar sus conocimientos, disponemos de los servicios, recursos y formación adecuados. Ofrecemos packs de servicios que pueden adaptarse a las necesidades de su negocio para impulsar la gestión de la información electrónica, recortando costes de servicios que no necesite. Se puede diseñar un pack de productos y servicios de BS 10008 que elimine la complejidad que implica llevarle a donde quiere ir, sea cual sea su punto de partida.



¿Cuáles son las ventajas de la norma BS 10008?

Implante la norma BS 10008 a la gestión de su información electrónica y obtendrá mejores procesos para tratar cualquier problema de copyright, seguimiento y verificación. Esta norma también cubre la migración de los registros en papel a formato de microficha o digital sin comprometer la calidad. De este modo, se ahorrará el coste del almacenamiento del papel, al mismo tiempo que reduce la cantidad de papel utilizado, con lo que contribuirá a mejorar las credenciales medioambientales de su organización. La norma BS 10008 también incluye modos de autentificación de datos encriptados y firmas electrónicas, ayudándole así a alinear los procesos BS 10008 con sus políticas de Seguridad de la Información. Además, contará con los procesos adecuados para simplificar la forma en que gestiona sus datos durante largos periodos, como en las migraciones realizadas durante actualizaciones tecnológicas. Y, por otro lado, se situará en una mejor posición para gestionar el riesgo de la pérdida de datos: pueden realizarse copias de Seguridad de la Información electrónica y protegerse de una forma más sencilla que en el caso de los registros en papel, más proclives a sufrir daños físicos.