Normas para empresas nacionales y multinacionales

¿Cómo pueden las normas ayudar a las organizaciones nacionales y multinacionales?

Trabajamos con una amplia gama de grandes organizaciones tales como Vodafone, Pwc, First Great Western, Samsung, Mercedes, Network Rail y muchas más.

La mayoría de las organizaciones que operan a escala nacional e internacional comprenden la necesidad de adoptar normas para impulsar su crecimiento, reducir el desperdicio, protegerse contra el riesgo y ser más sustentables.

Cuando las organizaciones líder usan normas, ahorran tiempo y esfuerzo y obtienen el mejor conocimiento de los expertos líderes en el mundo. Esto significa que no necesitan desperdiciar sus esfuerzos en el lugar incorrecto.

Mientras tanto, se les da la libertad de concentrar sus esfuerzos sobre lo que hacen mejor, fabricar brillantes productos nuevos, generando poderosas ideas creativas, proporcionando un gran servicio.

Para organizaciones que operan mundialmente, aplicar las normas internacionales es una de las mejores maneras para demostrar la calidad, compatibilidad y consistencia, y ayuda a crear un lenguaje común sobre el cual comercializar.

Las normas son particularmente importantes para las empresas que están a la vista del público, donde la reputación puede sufrir un daño catastrófico como resultado de un asunto ambiental o un problema que dañe a los clientes.

También pedimos a las grandes organizaciones individuales y a las asociaciones comerciales, que se involucren en la producción de normas. Ellas nos ayudan a crear normas que tomen plenamente en cuenta las necesidades técnicas y comerciales, reducir la burocracia y reducir las barreras al comercio. Así es como podemos estar seguros de que las normas de hecho ayuden a las organizaciones, más que frenarlas.

Las normas ofrecen el conocimiento que requieren las organizaciones para tener éxito frente a una intensa competencia.