Transfiera su certificación a BSI

Cómo transferir su certificación

Si se ha tomado la molestia de certificar su organización, deseará sacar el máximo beneficio de ello, de manera que tiene sentido transferir su certificación a BSI. 


¿Por qué transferirse a BSI?

Primero que nada, podrá exhibir una marca de certificación BSI, un valioso activo que está asociado internacionalmente con la excelencia y las mejores prácticas, y deseará promover el hecho de que está certificado por el organismo líder a nivel mundial en certificación de sistemas de gestión.

Pero los beneficios son mucho más profundos que eso. Fundamentalmente, usted tendrá la capacidad de obtener más valor de su certificación e impulsar un proceso de desarrollo y crecimiento constantes de negocio.

Una vez que usted se haya transferido a BSI, nuestras re evaluaciones habituales se centrarán no solamente en mantener el cumplimiento, sino en la mejora continua. Le daremos retroalimentación para ayudarle a desarrollar y crecer su negocio, y ofrecerle una perspectiva externa a su sistema de gestión de calidad existente, de manera que podamos ver dónde funciona bien, dónde necesita mejorar y dónde existen oportunidades adicionales para mejorar su forma de trabajar.

Al mismo tiempo, la evaluación cumplirá con los requisitos para una revisión de su sistema de gestión de calidad completo cada tres años. Eso es algo que habría tenido que hacer de cualquier manera, pero nosotros lo haremos por usted.  


Es fácil cambiar a BSI

Cambiar a BSI es rápido y fácil.

  1. Simplemente hable con nuestro equipo de ventas y le explicaremos nuestro proceso de transferencia y le ayudaremos a llenar su formato de solicitud.
  2. Revisaremos entonces su certificado actual y emitiremos un certificado BSI.
  3. Seis meses después emprenderemos una auditoría de vigilancia para cerrar cualquier inconformidad menor que pudiera haber surgido de la auditoría de su registro previo.
  4. Esto iniciará un proceso de mejora continua durante un ciclo de tres años con revaloraciones semestrales, ayudándole y desafiándolo a trabajar más eficiente y efectivamente.