¿Qué es una norma?

En esencia, una norma es una manera aceptada de hacer algo. Puede tratarse de la fabricación de un producto, el manejo de un proceso, entregar un servicio o suministrar materiales. Las normas pueden cubrir una enorme gama de actividades que realizan las organizaciones y que usan sus clientes.

Las normas son la sabiduría destilada de la gente con experiencia en el tema y quienes conocen las necesidades de las organizaciones que representan, tales como fabricantes, vendedores, compradores, clientes, asociaciones comerciales, usuarios o reguladores.

Nuestra cartera se extiende a más de 30,000 normas actuales. Están diseñadas para su uso voluntario así que depende de usted, no se le fuerza a seguir un conjunto de reglas que le hagan la vida más difícil sino que le ofrezcan maneras de hacer su trabajo mejor.

Las normas son conocimiento. Son herramientas poderosas que pueden ayudar a impulsar la innovación y aumentar la productividad. Pueden hacer que las organizaciones sean más exitosas y hacer más fácil, segura y saludable la vida cotidiana de la gente.


La clase de cosas que hacen las normas

Las normas cubren una amplia gama de temas, desde la construcción hasta la nanotecnología, desde la gestión energética hasta la salud y la seguridad, desde balones de futbol hasta porterías. Pueden ser muy específicas, tal como un tipo de producto en particular, o generales como prácticas de gestión.

El punto de una norma es proporcionar una base confiable para que la gente comparta las mismas expectativas acerca de un producto o servicio. Esto ayuda a:

  • facilitar el comercio
  • proporcionar un marco de referencia para lograr economías, eficiencias e interoperabilidad
  • mejorar la protección y la confianza del consumidor.

Las organizaciones pueden usar: