Nueva versión ISO 9001:2015

El sector ha cambiado radicalmente desde la revisión de la norma en el año 2000; la tecnología ha cambiado la forma de trabajar, los límites geográficos son casi insignificantes en la economía global de hoy en día, las cadenas de suministro han aumentado su complejidad y la información disponible se ha multiplicado exponencialmente.

Para asegurar que la ISO 9001 continua sirviendo a la comunidad empresarial y mantener su relevancia en el mercado actual, la norma ha sido revisada para adaptarse a los cambios del mundo de los negocios.

Si hay algo que no ha cambiado, es el hecho de que las empresas tienen que adaptarse a las necesidades crecientes de los clientes para asegurar su éxito. La norma ISO fue originalmente escrita con el cliente en mente y éste sigue siendo la prioridad en ISO 9001:2015. 



La revisión ISO 9001 en detalle


Beneficios de la nueva norma

Mejora de la Calidad y Mejora Continua en el corazón su negocio

La norma revisada se asegurará de que la gestión de la calidad está completamente integrada y alineada con las estrategias de negocio de su organización.

Liderazgo

Una mayor participación en el sistema de gestión por parte del equipo de liderazgo se asegurará de que  toda la organización esté motivada para alcanzar las metas y objetivos definidos por su organización.

Introducción de Gestión de Riesgos y Oportunidades

Refuerza el uso del sistema de gestión como una herramienta de gobierno y ayudará a identificar las oportunidades de negocio que contribuyan a la mejora de resultados.

Un enfoque integrado

Con la nueva estructura aplicable a todas las normas ISO de sistemas de gestión,será mucho más fácil implementar múltiples sistemas de gestión integrados.


La estructura de la nueva ISO 9001

La nueva norma, que se espera que se publique en septiembre de 2015, estará basada en el Anexo SL - la nueva estructura de alto nivel ( HLS ) que aporta un marco común a todas las normas del sistema de gestión. Esto ayudará a mantener la coherencia, la alineación de las diferentes normas de sistemas de gestión y, a encajar los requisitos de las normas en una estructura y lenguaje comunes.

Los principales cambios son:

  • El énfasis en el liderazgo
  • El enfoque en la gestión de riesgos
  • El hincapié en la medición y cambio de objetivos
  • La comunicación y sensibilización
  • La reducción de requisitos normativos

Con la nueva norma en orden, las organizaciones tendrán más facilidades para incorporar su sistema de gestión de calidad en los procesos empresariales y obtener un mayor beneficio empresarial.