Fluescan

BSI es el único organismo de inspección independiente acreditado por UKAS para la realización de inspecciones de tubos de chimenea compartidos con el fin de ayudar a los propietarios y otros responsables de tubos compartidos a que cumplan con sus obligaciones legales sobre las Regulaciones de Seguridad de Gas (Instalación y Uso), tanto generales como particulares.

Los tubos de chimeneas se encuentran normalmente en propiedades de mucha altura y permiten que los residuos de combustión de muchos aparatos de gas (calderas, calentadores de agua, estufas de gas, etc.) sean transportados de manera segura y proporcionen la combustión de aire necesaria para esos aparatos. No realizar un correcto mantenimiento de un tubo de chimenea compartido puede hacer que los aparatos de gas sean inseguro.


¿Qué es Fluescan?

Fluescan es un servicio completo de inspección y evaluación que involucra el uso de sofisticadas cámaras de video y un equipo endoscópico especializado que puede acceder a todas las partes del sistema de chimenea compartida. También podemos monitorear la velocidad del conducto y realizar controles de combustión que proporcionan la solución ideal para las necesidades de seguridad y mantenimiento de su sistema de chimenea compartida.

BSI puede realizar inspecciones en los tres tipos de tubos, “SE-Duct”, “U-Duct” y el menos común “Shunt-Duct”.


Beneficios de la inspección Fluescan

La inspección Fluescan de BSI puede ayudar a:

  • Garantizar que el propietario conozca sus obligaciones legales
  • Gestionar los costos de mantenimiento de los propietarios de edificios
  • Garantizar un funcionamiento seguro de los sistemas de tubos de chimeneas compartidos