¿Cómo se hacen las normas?

Las normas surgen de la cooperación y el acuerdo

Una norma es un trabajo colectivo. BSI reúne a los representantes de las organizaciones que tienen interés y experiencia en el tema para formar un comité técnico que redacte la norma, apoyados por nuestro personal en su desarrollo y revisión.

Generalmente, nuestros comités técnicos integran representantes de los órganos industriales, organizaciones de investigación y prueba, gobierno local y central, y usuarios de la norma.

Tenemos más de 100 años de experiencia dándole forma a las normas - encabezando y facilitando el proceso de alcanzar el consenso entre los expertos. Nos aseguramos de que los comités de normas sean representativos, incluyentes y accesibles y el procesos sea riguroso y transparente. Aplicamos principios específicos para redactar las normas que ayuden a garantizar que nuestras normas sean fidedignas y ampliamente respetadas. Estos principios se esbozan en BS 0 y PAS 0.

La mayoría de las Normas Británicas se desarrollan en un nivel internacional, ya sea a través de organizaciones que funcionan mundialmente (i.e. ISO and IEC) o solamente dentro de Europa (i.e. CEN, CENELEC y ETSI). BSI está estrechamente implicado con éstas organizaciones en todos los niveles, y sus comités técnicos casi siempre designan asociados para que participen en el desarrollo de las normas internacionales.

BSI está obligado a adoptar todas las normas europeas (ENs) desarrolladas por CEN, CENELEC y ETSI y a renunciar a cualquier Norma Británica desarrollada que entre en conflicto con ellas. Esta obligación no aplica a normas internacionales, aún cuando existe una presunción general de que las adoptaremos, a menos que existan razones poderosas para no hacerlo.

La adopción implica dar un estado especial de "Norma Británica" (BS) lo que indica que la norma se ha desarrollado de acuerdo con los principios establecidos en BS 0.

También desarrollamos las Normas Británicas completamente dentro del Reino Unido, cubriendo temas que no cubre la normalización internacional.

El tiempo de desarrollo para una Norma Británica, fluctúa entre uno y cuatro años, dependiendo de la complejidad del tema y de la gama de los grupos interesados implicados. Por esta razón, las normas internacionales por lo general toman más tiempo para desarrollarse, que aquellas que se producen localmente.

Las Normas Británicas no son el único tipo de normas que producimos. Algunas de éstas, particularmente las PASs  con frecuencia se pueden desarrollar en plazos mucho más cortos.