BSI Iberia verifica la Huella de Carbono de Fujitsu

  • De esta manera, la multinacional nipona muestra a sus clientes y socios en España su liderazgo en temas de Sostenibilidad

Madrid, 8 de octubre de 2014.-  Fujitsu ha verificado su Huella de Carbono de organización con  British Standards Institution (BSI), una entidad de normalización independiente, reconocida mundialmente, que define los procedimientos adecuados que deben aplicarse, para tanto el sector público como privado, en diferentes ámbitos de su desarrollo, incluidos los medioambientales.

Entrega certificado fujitsuDesde julio de este año, la multinacional japonesa ha conseguido esta verificación en España, mediante la cual se reconoce que la metodología utilizada tanto para cuantificar como para reducir la emisión de GEI (Gases de Efecto Invernadero) de la compañía, es válida y acorde a la norma ISO 14064-1:2006. Algo fundamental  para Fujitsu, ya que le otorga una posición de liderazgo ante sus clientes y socios de negocio.

Fujitsu en España cuenta con más de 1.700 empleados y ofrece productos, soluciones y servicios TIC a un gran conglomerado de empresas públicas y privadas. Desde marzo del 2003, en que Fujitsu dispone de un Sistema de Gestión Ambiental certificado según la norma ISO 14001, la compañía ha conseguido inculcar en sus empleados una profunda conciencia medioambiental, gestionando adecuadamente los aspectos ambientales más significativos, entre los que destaca el control de las emisiones de gases efecto invernadero (Huella de Carbono), lo que le permite tener el reconocimiento como una empresa sostenible en el mercado español.

Fases desarrolladas

El primer paso de su metodología ha consistido en definir los límites en cuanto al alcance operacional, el enfoque de la organización y el periodo de tiempo para la verificación de la cuantificación. En relación con el ámbito de la aplicación, la evaluación cubrió las emisiones de CO2 de las denominadas fuentes directas de combustibles fósiles, refrigerantes y transporte móvil. Y de las indirectas como es la electricidad. El punto de control fue la sede de Fujitsu en España en Madrid, y de las 7 oficinas principales que tiene repartidas por todo el país. Siendo el periodo de verificación desde el 2013 hasta principios de verano del 2014.

 

El segundo paso fue la recopilación de datos de todas las fuentes de emisiones mencionadas anteriormente, un tema que se ha realizado en conjunto con el departamento responsable de la gestión de la electricidad, el gas y el consumo de combustibles.

Todos estos datos fueron  cargados en la herramienta EcoCALC creada por la multinacional FUJITSU, que permite cuantificar las emisiones de gases efecto invernadero, y visualizar el ahorro en costes y en emisiones, después de implantar medidas correctivas. Los factores de emisión fueron un elemento clave del cálculo. Tras tres días de auditoría, se envió el dictamen a BSI la cual certificó positivamente a la compañía.

Resultado, conclusiones

Lo más importante de este proceso es que la compañía ha implantado planes de reducción para conseguir minimizar las emisiones de gases efecto invernadero en la actualidad y pensando en un futuro cercano, así como inculcar en sus empleados y socios de su negocio la conciencia sobre una sociedad más sostenible.

También es fundamental señalar que hoy la multinacional nipona en España, es capaz de medir sus emisiones GHG en todos los servicios que Fujitsu presta a sus clientes, con un alto grado de precisión, algo fundamental para ir avanzando en el desarrollo de mejores y más eficaces políticas medioambientales.