¿Por qué obtener una certificación con BSI?

Durante más de 100 años, hemos sido líderes en el campo de las normas. Si se certifica con BSI demostrará a sus clientes, competidores, proveedores, personal e inversores que no solo utiliza las mejores prácticas respetadas por el sector, sino que también elige colaborar con la organización que ha desarrollado muchas de ellas.

Con más de 65.000 clientes certificados y más auditores a jornada completa que cualquier otro organismo de certificación del mundo, somos uno de los organismos de certificación más importantes y experimentados que puede encontrar. Esto significa que obtendrá el máximo provecho de su auditoría y certificación con el mínimo trastorno y los mínimos costes para sus operaciones.

Cuando se haya certificado, le visitaremos con regularidad para evaluar si continúa ajustándose a la norma y si sigue trabajando para obtener las especificaciones de mejores prácticas establecidas en la norma o el sistema. Nos preocupamos por conectar la experiencia en el sector de nuestros auditores a sus necesidades específicas, de forma que tengan exactamente el conocimiento experto adecuado.

También ofrecemos gratuitamente a nuestros clientes nuestro Informe Excellerator.  Este informe exclusivo le ofrece un análisis detallado para saber hasta qué punto su sistema de gestión funciona bien. También comprueba el desempeño respecto a otras organizaciones del sector. 

Las ventajas de La certificación de BSI

  • Ayuda a demostrar a las partes interesadas que su negocio se administra de forma eficaz.
  • El proceso de lograr y mantener la certificación sirve para garantizar que la mejora sea continua.
  • El proceso de evaluación periódica mejora la motivación, el compromiso y la responsabilidad del personal.
  • Conseguirá un mejor desempeño general y reducir los costes.
  • Ampliará las oportunidades de mercado.
  • Recibirá nuestro exclusivo InformeExcellerator. 

¿Qué puede conseguir un sistema de gestión eficaz?

  • Gestionar los riesgos económicos, medioambientales y sociales.
  • Mejorar la eficacia operativa.
  • Reducir los costes.
  • Aumentar la satisfacción de las partes interesadas y de los clientes.
  • Proteger la marca y la reputación.
  • Suprimir barreras comerciales.
  • Aportar claridad al mercado.