Directiva de instrumentos de pesaje de funcionamiento no automático

Los instrumentos de pesaje de funcionamiento no automático, instrumentos de pesaje que precisan de la acción de la gravedad para determinar la masa, que requieren la intervención de un operario durante la operación, que se introduzcan por primera vez en el mercado de la UE y comiencen a utilizarse en los Estados miembros de la UE deben cumplir con la Directiva de instrumentos de pesaje de funcionamiento no automático 90/384/CEE modificada por la Directiva 93/68/CEE, sea cual sea su uso posterior.

En el Reino Unido, la Directiva se ha implantado mediante el Reglamento de instrumentos de pesaje de funcionamiento no automático (SI 2000/323) del año 2000. Otros Estados miembros tienen su propia legislación de aplicación.  

BSI ha participado en la Directiva sobre Instrumentos de Pesaje de Funcionamiento no Automático desde su implantación en 1993. Fue el primer organismo de evaluación del Reino Unido en convertirse en Organismo Notificado para los fines de evaluación del sistema de calidad de la Directiva sobre Instrumentos de Pesaje de Funcionamiento no Automático. Hemos incorporado un considerable conocimiento a la implantación y aplicación de la Directiva.

Podemos ofrecer más información sobre el tipo de rutas y requisitos de exámenes, requisitos de conformidad y procedimientos de evaluación, así como requisitos de sistemas de calidad de instrumentos de pesaje de funcionamiento no automático, evaluación de sistemas de calidad de instrumentos de pesaje de funcionamiento no automático, aplicación, proceso de aprobación y presupuestos.

En el caso de algunos instrumentos, como balanzas para la cocina o el baño para uso personal doméstico, los requisitos son sencillos: solo deben marcarse en el instrumento el nombre del fabricante y la capacidad de pesaje.

En el caso de otros instrumentos, como básculas industriales o para minoristas, sistemas de pesaje en supermercados, básculas de puente, balanzas para farmacias y laboratorios, básculas para médicos, que se vayan a introducir por primera vez en el mercado de la UE y que se utilicen para otros fines, es decir, transacciones comerciales; cálculo de una tasa, arancel, impuesto, prima, multa, remuneración, indemnización u otro tipo de canon similar; determinación de la masa para la aplicación de una normativa, o una regulación y peritajes judiciales; determinación de la masa en la práctica de la medicina en lo referente a la pesada de los pacientes por razones de control, de diagnóstico y de tratamientos médicos; determinación de la masa para la preparación en farmacia de medicamentos por encargo, y determinación de las masas en los análisis efectuados en los laboratorios médicos y farmacéuticos; determinación del precio en función de la masa para la venta directa al público y la confección de preembalajes;

Los requisitos son considerablemente mayores:

Los instrumentos de pesaje de funcionamiento no automático deben haber pasado un examen de tipo CE (procedimiento por el cual un Organismo Notificado para instrumentos de pesaje de funcionamiento no automático verifica y certifica que un instrumento, representativo de la producción prevista, satisface los requisitos de la Directiva que deben aplicarse) y debe haber recibido un certificado de aprobación de tipo CE.

Los instrumentos de pesaje de funcionamiento no automático deben fabricarse conforme al certificado de aprobación de tipo CE y deben etiquetarse correctamente. Asimismo, debe incorporarse la marca CE según la Directiva sobre Instrumentos de Pesaje de Funcionamiento no Automático y otras directivas aplicables.

Los instrumentos de pesaje de funcionamiento no automático deben estar sujetos a procedimientos de evaluación de conformidad iniciales, por los que:  

  • Un Organismo Notificado para instrumentos de pesaje de funcionamiento no automático examina y prueba el instrumento y aplica la marca de evaluación de conformidad o
  • Un fabricante que ha dispuesto un sistema de calidad aprobado por un Organismo Notificado para instrumentos de pesaje de funcionamiento no automático (ej., BSI  en cumplimiento con la Directiva concede su propia declaración de conformidad de tipo CE y aplica la marca de certificación de conformidad).

Los instrumentos de pesaje de funcionamiento no automático, después de introducirse en el mercado y comenzar a utilizarse están sujetos a procedimientos de reevaluación de la conformidad de los Estados miembros después de una reparación.